Comprar camillas plegables segunda mano. Características y consejos

Antes de comprar una camilla plegable de segunda mano compara las marcas. Por menos de 200 euros podrás comprar por internet una camilla plegable perfectamente equipada y de buena calidad.

Aquí van algunos consejos para comprar una camilla plegable se segunda mano según las características que tendrás que elegir y el precio del mercado online.

Tipos de camillas plegables: Existen 2 tipos de camillas plegables, de madera y de aluminio. Su rendimiento, estabilidad y duración son iguales. Las camillas plegables de aluminio por lo general son más caras, tendrás que elegir estética y presupuesto.

Secciones o cuerpos:Las camillas plegables están divididas en secciones o cuerpos: de 2 y 3 secciones por lo general: piernas, espalda, y reposacabezas ajustable. No te será difícil encontrar camillas plegables de segunda mano con 3 secciones a buen precio.

Tamaño y altura: El tamaño y la altura de la camilla dependerá del uso que le vayas a dar. Si es una camilla plegable para uso particular las medidas lógicamente deberán ser adaptadas a tu cuerpo. En cambio, si quieres comprar una camilla plegable de segunda mano para uso profesional el tamaño aumentará el confort de los clientes y la altura regulable aumentará la facilidad del terapeuta para realizar los distintos tratamientos.

Tapizado: La tapicería debe ser fácil de limpiar, las de cuero sintético, son fuertes, duraderas y resistentes al aceite y al agua. Es uno de los acabados que más influye en el precio final de las camillas plegables a la hora de comprarlas.

En las ofertas de camillas plegables de segunda mano podrás encontrarlas con accesorios gratis como la funda protectora de transporte, cabezal articulado, hueco respiración, bandeja apoyabrazos, reposabrazos laterales. No dudes en seguir buscando las ofertas de ventas en internet de camillas plegables.

Sin salir de casa podrás comprar la camilla que deseas, NO OLVIDES que deberás comprobar que la camilla plegable que compres debe cumplir con las Directivas Europeas CEE.