Actividad física contra la obesidad

Científicamente está demostrado que al aumentar la actividad física contra la obesidad, durante el seguimiento de la dieta mediterránea se puede lograr reducir el peso corporal y mantener además altos índices de energía para las actividades diarias de la persona.

Se entiende como actividad física contra la obesidad a la energía que se pierde por consecuencia de los movimientos del cuerpo para combatir el sobrepeso. Los ejercicios para adelgazar en casa y las labores diarias del hogar como salir de compras, limpiar el patio o el jardín representan un tipo de actividad física en la cual por considerarse rutinario ejerce factores positivos en el cuerpo.

Actividades físicas contra la obesidad

Las actividades físicas extras altamente recomendables contra la obesidad son aquellos ejercicios para adelgazar enfocados en lograr un buen estado físico y mantener un estilo de vida saludable. Las personas que tienen ocupaciones activas tienen un menor riesgo de contraer enfermedades del corazón, en contrapartida de aquellos con ocupaciones sedentarias.

Realizar regularmente ejercicios, aproximadamente 150 minutos semanales con una intensidad moderada, reduce altamente el riesgo de contraer enfermedades crónicas, ayudando al funcionamiento del corazón con un apoyo benéfico a nivel emocional.

Iniciar la actividad física contra la obesidad con una dieta equilibrada puede aumentar la longevidad de la persona y sobrellevar mejor la tercera edad, evitando muchas enfermedades. La meta primordial en la pérdida de peso es eliminar tejido adiposo, en muchos casos también se pierde tejido muscular, por lo que es importante promover el ejercicio físico para que la pérdida de peso sea en relación a los tejidos adiposos más que del tejido muscular.

La actividad física contra la obesidad garantiza la pérdida de peso a largo plazo. Las dietas hipo energéticas como la dieta mediterránea en combinación con ejercicios moderados frecuentes otorga a la persona un bienestar general sobre aquellos que sólo realizan la dieta. La actividad física también contribuye en el manejo preventivo de la obesidad y el sobrepeso, eleva la calidad de vida, influye en el estado de ánimo y otros factores sicológicos positivos, disminuye el riesgo de enfermedades y distribuye la grasa del cuerpo equitativamente.

La realización de ejercicios diarios debe formar parte integral del programa para bajar de peso y adelgazar y en los casos de conservación del mismo también.

Inicialmente los ejercicios contra la obesidad deben ser moderados de 30 a 50 minutos, durante 3 máximo 5 días a la semana. La persona obesa debe empezar a ejercitarse con movimientos más livianos para ir aumentando de forma paulatina. Siempre es recomendable establecer el estado de salud de la persona con sobrepeso antes de iniciar los ejercicios.

Cada sesión de ejercicios para adelgazar puede ayudarlo a quemar 1500 a 2000 kilocalorías por semana en un programa de 30 a 50 minutos por sesión, 5 a 7 veces por semana. Un punto positivo del ejercicio diario es que ayuda a mantener la masa muscular y promueve la tonicidad de los músculos. Al combinar los ejercicios de fuerza con los de resistencia mejora aun más la composición muscular.

Ejemplo para adelgazar en casa con intensidad moderada que son recomendadas:
Actividad Tiempo
• Lavar y encerar un auto 45 a 60 minutos
• Lavar ventanas o pisos 45 a 60 minutos
• Jugar voleibol 45 minutos
• Arreglar el jardín 30 a 45 minutos
• Caminar 4.5 Km 35 minutos
• Bailar socialmente de forma continua 30 minutos
• Natación 20 minutos
• Saltar la cuerda 15 minutos
• Correr 2.5 kilómetros 15 minutos
• Subir y bajar las escaleras 15 minutos

La combinación de una dieta mediterránea rica en frutas y vegetales con la realización de ejercicios moderados ofrece los siguientes beneficios:

• Gasta mayor cantidad de energía.
• Disminuye la masa corporal.
• El riesgo cardiovascular se reduce de manera significativa, normalizándose los lípidos sanguíneos.
• La salud cardio respiratoria mejora altamente.
• Reduce el strees.
• Sensación de bienestar y optimismo inunda al individuo.
• Reduce la resistencia a la insulina.