Dieta de los puntos para bajar de peso

La dieta de los puntos para bajar de peso consiste en asignar una puntuación a cada alimento que consumamos, con el objetivo de evitar hacer un cálculo directo de calorías, más complejo de hacer y menos estimulante. El menú a realizar es completamente libre, siempre que el recuento de puntos sea correcta, con lo que también ayuda a tener una variedad mayor que otras dietas para bajar de peso rápido.

Con la dieta de los puntos para adelgazar rápido, los puntos que una persona determinada puede consumir al día va a depender de distintas características. En primer lugar el sexo, lógicamente los hombres tienen mayor gasto calórico. La edad también influye, pues nuestro consumo de energía es mayor en la juventud y va disminuyendo conforme envejecemos.

Estatura y peso también tienen su relación de puntos en esta dieta para bajar de peso, igual que la actividad física que realicemos durante el día. Por pura lógica el gasto de calorías de una persona que lleva una vida sedentaria es muchísimo menor que el de otra cuyo trabajo diario requiere de gran dosis de esfuerzo físico.

En cuanto a los puntos asignados a los alimentos, en la dieta de los puntos también se valoran características muy distintas. En primer lugar es el gasto del propio cuerpo: esfuerzo que el organismo requiere para procesarlo y número de calorías que consume en ello. También se tiene en cuenta su poder saciante, como medida para compensar su gasto con la cantidad que hay que ingerir en una toma. Otros aspectos que también se puntúan están relacionados con la salud; los alimentos procesados, el azúcar que contienen, las grasas (especialmente las saturadas) o nivel de sal que contienen también se tienen en cuenta.

Los estudios que se han realizado a pacientes que han realizado esta dieta de los puntos para adelgazar indican que la pérdida de peso producida se mantiene a largo plazo en un número de casos importante. Como en todas las dietas, es importante consultar al médico antes de realizarla.