Alimentación saludable

Comer es un placer que a todos nos gusta, sin embargo, mantener una alimentación saludable, comer bien y sano ya es otra cosa. Seguir una dieta equilibrada y variada nos aporta toda la energía necesaria para pasar el día, a tener un peso equilibrado y sobre todo a tener un buen estado de salud.

Consejos para mantener una dieta saludable y equilibrada

Para empezar, es muy importante realizar todas las comidas del día, que son 5. Se componen del desayuno, el snack de mediodía, la comida, la merienda y la cena. Es muy importante no saltarse ninguna, ya que todas son imprescindibles para una alimentación saludable.

Come productos saludables. Mucha gente realiza las 5 comidas anteriormente mencionadas, pero se encuentran cansadas durante el día y a veces también aumentan de peso y engordan. ¿Por qué? Porque los alimentos que toman no son los adecuados. Las comidas con alto contenido en grasas o azúcares deben de regularse, y no podemos abusar de ellas.

Una alimentación saludable está compuesta por alimentos variados y sanos, tanto pescado y carne como fruta y verdura. Esto no exime que de vez en cuando nos podamos tomar dulces o ir a un restaurante de comida rápida, pero no debe estar incluido en nuestra rutina.

Aprende a cocinar saludablemente. Muchas veces no sabemos que cocinar, y es por eso que hacemos uso de comida rápida o elaborada, vamos a comer fuera, etc… Hay una gran variedad de recetas muy sencillas que nos permiten cocinar comidas tanto ricas como sanas para mantener una dieta equilibrada.

Combina una buena alimentación con la práctica de deportes y hábitos saludables. El comer bien se debe compaginar con varias actividades extras. El sedentarismo no es bueno para el cuerpo, aparte de que favorece la aparición de diversas enfermedades. Dejar el tabaco o moderar la ingesta de alcohol también son actividades imprescindibles para complementar una buena dieta y tener una alimentación saludable y equilibrada.